InicioNoticiasLos desafíos de la migración en primera persona: La Labor de ARECC

Los desafíos de la migración en primera persona: La Labor de ARECC

Viajamos a Camerún para conocer la labor de esta ONG que ayuda a los retornados y conciencia a los jóvenes sobre los peligros de migrar.

Medía tarde en Yaoundé (Camerún). El calor es asfixiante y el ambiente, como siempre, está cargado de ese olor característico, del ruido del tráfico, el trajín del mercado y el caos circulatorio. En la puerta del hotel nos espera un coche, menos desvencijado que los taxis amarillos de la ciudad y con una mejor apariencia.

Queremos conocer Robert Alain Lipothy, El soldado contra la inmigración y fundador de la Asociación de Repatriados y Lucha contra la Inmigración Ilegal (ARECC de sus siglas en Francés l’Association des Rapatriés et de lutte contre l’émigration clandestine du Cameroun). “Dadle la dirección al taxista todo el mundo conoce el sitio” y con más o menos fortuna llegamos al encuentro.

Entre los atascos, si, atascos en Yaoundé, el ruido de las calles, los altavoces de los puestos callejeros y al lado de una funeraria, extraña paradoja del destino, aparece una cancela negra por la que entramos a las oficinas de la asociación. Al llegar, comprendemos que realmente el motor de todo ese trabajo es el deseo de ayudar.

Robert nos recibe y nos presenta a su equipo. Cuatro personas sorprendidas con el hecho de que desde España queramos saber más de ellos y de su labor con los migrantes retornados. Acto seguido nos embarcamos en una interesante charla de más de hora y media que nos dejó con el corazón encogido en un puño.

Robert nos relata su ruta desde Camerún a España. Desde Yaoundé a Melilla, como reza el título de su libro De Yaoundé à Melilla, Cahier de mon Aventure traducido al castellano como Las Luces de Melilla (Ed. Sciencia Scripts).

En los primeros años del siglo XXI, este antiguo estudiante camerunés, lleno de sueños y anhelos lícitos de encontrar trabajo en Europa y enviar mucho dinero a su familia, emprendió la búsqueda del supuesto “El dorado”.

Contaba con unos cuantos millones de francos CFA de ahorros (1€ son aproximadamente 655 CFA, al cambio actual) pero la ruta terrestre no fue un camino fácil. El centenar de personas que lo acompañaban en su viaje sufrieron agresiones físicas, conflictos intercomunitarios, violaciones, robos y asesinatos. “Al cruzar el desierto descubrimos con horror huesos humanos o restos de cadáveres despedazados por carroñeros”, nos relata, “es imposible permanecer impasible ante tanto horror y si lo haces, no eres persona”.

Robert Alain Lipothy

En Tamanrasset (Argelia) se agotó su dinero, vivió en cuevas, en infraviviendas, con miedo a salir por temor a ser arrestado por la policía. Malviviendo, ganando algo de dinero con trabajos degradantes, robando para alimentarse. Robert fue detenido seis veces por la policía marroquí y finalmente deportado a su país. La aventura había llegado a su fin.

Aunque quizá la aventura no había hecho más que comenzar. Al volver a Camerún, estremecido por su vivencia y por las noticias de las miles de muertes en el mar de otros candidatos que emprendieron la ruta marítima, fundó ARECC.

“Hemos notado que del 70 al 80% de los jóvenes quieren emigrar“, nos comenta Lipothy, “por falta de empleo en el país, por malas condiciones de vida. Por lo tanto, les pido que no apuesten por la emigración clandestina, que se queden en el país y trabajen duro para ganarse su pan diario“.

Robert comenzó a crear campañas de concienciación en colegios, institutos y universidades porque son los jóvenes, el futuro del país, el futuro de un continente entero, los que han de darse cuenta que la vida en Europa, no es tal como aparece en las redes sociales.

No inviertan sus ahorros, ni los de su familia en una aventura sin salida. No tiene sentido dejar el país para vivir como un animal”, es la principal recomendación de Lipothy en sus charlas.

La labor de ARECC va más allá de la concienciación, aunque sin lugar a duda para nosotros, este es el más importante de los trabajos. Consiste en el acompañamiento y la ayuda social y psicológica a los retornados.

Hay un estigma con las personas que vuelven. Sienten como un fracaso la vuelta a su país natal. Como si hubieran fallado a sus familias, que en la mayoría de los casos, han hipotecado un dinero que no tienen, en financiar la ruta. Nada más lejos de la realidad.

Desde la asociación se fomenta la inversión del dinero que destinarían a la ruta en plantaciones de cacao u otros productos que proporcionen un empleo y un sustento digno a las personas ocupadas, retornadas o candidatos a la inmigración clandestina.

Quizá, solo quizá, la aventura de Robert Alaín Lipothy no ha hecho más que comenzar, porque ¿cuántos de esos jóvenes han decidido quedarse en su país y no perder la vida en la ruta terrestre o marítima? Eso nunca lo sabremos, pero sí sabemos de la importancia de hacer llegar el mensaje de esta y otras asociaciones a la mayor cantidad de gente posible.

Contexto económico de Camerún

Camerún se ubica sobre el golfo de Guinea y limita con Nigeria al noroeste y con Guinea Ecuatorial y Gabón al sur.

Cuenta con una población de 23,7 millones de personas e importantes recursos naturales como petróleo, gas, minerales y madera de construcción. Produce café, algodón, cacao y maíz. Según el Banco Mundial, el crecimiento económico pasó de 3,2% en 2010 a 15,7% en 2015, aunque perdió algo de fuerza en 2016 por una epidemia de gripe aviar en la región occiendental y la maduración de los yacimientos de petróleo.

La agricultura, que emplea a más de la mitad de la población laboral, tiene un valor vital para la economía. Existen unos dos millones de granjas familiares. La pobreza es un fenómeno generalizado en las zonas rurales, afectando a ocho millones de personas en el país.

La falta de empleo, la falta de acceso al agua, la electricidad y las carreteras; la falta de centros educativos y de atención de la salud, y la corrupción y la mala gestión de los fondos públicos son factores que agravan la pobreza. Los jóvenes en las zonas rurales están entre los grupos más vulnerables.

Dado el escaso desarrollo de la agricultura comercial, Camerún importa grandes cantidades de alimento. Con todo, el país tiene un gran potencial para satisfacer su demanda de alimentos y mejorar las condiciones de vida de la población rural.

🇫🇷 Si le voyage migratoire est horrible pour un homme, il l'est encore plus pour une femme. Car elles ne paient pas seulement le billet avec de l'argent "mais aussi avec leur corps".

https://www.themigrationroute.com/fr/2024/02/02/mare-mediterraneum-el-documental-que-narra-los-horrores-de-ser-una-mujer-migrante/

🇪🇸 Si la travesía migratoria es horrible para un hombre, para una mujer todavía más. Pues ellas no solo pagan el billete con dinero "sino también con su cuerpo".
El documental de @ChaquesMaria da visibilidad a una de estas muchas historias silenciadas.
https://www.themigrationroute.com/2024/02/02/mare-mediterraneum-el-documental-que-narra-los-horrores-de-ser-una-mujer-migrante/

Load More
Portada para The Migration Route
144
The Migration Route

The Migration Route

Portal de referencia que te permitirá migrar a España de forma segura y legal.

Lo más leído
Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí